“Durante unos meses, pasamos de ser solo estudiantes a estudiantes que participan en una pequeña empresa”

José Matías Fernández Velasco | estudiante de Ingeniería Industrial en la Escuela Superior de Ingeniería de Sevilla y portavoz del programa Formula Student.

Formula Student¿Qué es Formula Student y cómo contribuye a los estudiantes?
Se trata de una competición a nivel internacional en el que participan 600 universidades de todo el mundo. Consiste en diseñar y fabricar tu propio monoplaza de carreras para luego competir en diferentes países. Dentro de la misma, existen dos modalidades: coches de combustión y eléctricos. Actualmente, la carga de prácticas de empresa en nuestro grado es bastante pequeña, por lo que este tipo de proyectos potencia las cualidades del alumno frente a problemas reales, donde hay dinero y mucho trabajo en juego. A su vez, todos aprendemos a aplicar la Ingeniería con exigencia y responsabilidad por primera vez.

¿Cuántos formáis el equipo en la Universidad de Sevilla?
Actualmente somos 63 estudiantes de distintas titulaciones: Ingeniería Aeroespacial, Industrial, Electrónica además de Administración y Dirección de Empresa y Marketing. La mayoría son de últimos cursos de grado y máster, pero también hay miembros de cantera que durante el año se van formando y aprendiendo.

Es vuestra tercera edición, ¿qué mejoras incorporáis?
Este año hemos mejorado en el proceso de fabricación y eso nos ha permitido reducir los plazos. En diseño se han bajado alrededor de 20 kg y dentro del departamento de motor se han realizado una serie de modificaciones internas. En el departamento de chasis se han integrado placas de fibra de carbono en la estructura y se ha mejorado el paquete aerodinámico en todos los ámbitos, además de implantar un sistema de sensores para conocer y mejorar la puesta a punto de nuestro ART 16. A su vez, todas las piezas del interior del cockpit se han optimizado contribuyendo a la reducción de su peso y a la mejora del rendimiento.

¿Habéis ganado alguna vez? ¿Qué logros habéis obtenido?
Siendo realistas, de momento no es nuestro objetivo aspirar a ganar. Pero estamos muy comprometidos con mejorar cada año en conceptos de rendimiento y fiabilidad de nuestro monoplaza para alcanzar la mejor posición posible, intentando mantenernos dentro de los equipos más fuertes de España. A día de hoy, nuestros mayores logros pasan por haber conseguido el pasado año la mejor puntuación de un equipo español en la prueba de diseño y con nuestro primer coche, el ART 14, acabamos todas las pruebas en la competición española siendo nuestro primer año.

formulastudentweb

Equipo de Formula Student probando el nuevo vehículo de competición

¿Qué pruebas son las más difíciles de superar?
Todas tienen una gran complejidad, ya que su éxito o fracaso es fruto de un trabajo de meses. Aun así, la prueba de Endurance es la más difícil, ya que evalúa el rendimiento y fiabilidad de cada monoplaza.

¿Creéis que proyectos como este tienen durabilidad en el tiempo?
Por supuesto. Sin patrocinadores este tipo de proyecto no tiene salida, aunque nos gustaría aumentar el número de colaboradores para poder mejorar nuestras prestaciones. El problema es que España no tiene la misma tradición en el automovilismo que otros países como Alemania o Inglaterra, sin embargo, se ha dado a conocer poco a poco. De hecho, hace cuatro años existían solo 7 equipos en España y ahora somos 22.

¿Qué compromisos medioambientales asumís en el diseño del vehículo?
Aunque usamos un motor de combustión, mejorando la electrónica y colocando una batería de mayor capacidad, conseguimos mejorar la admisión de combustible aumentando el rendimiento y disminuyendo el consumo de gasolina y las emisiones. El consumo es una de las partes puntuables de la competición, teniendo un peso del 10% sobre la puntuación final.

¿Pensáis trabajar con el vehículo eléctrico en futuras ocasiones?
No es algo que descartemos a medio plazo, pero aún debemos progresar tanto en el diseño y ejecución del monoplaza, como en la búsqueda de patrocinadores.

Este proyecto, ¿repercute en la búsqueda laboral?
Es una experiencia inolvidable que se disfruta durante todo el proceso. En unos meses, pasamos de ser solo estudiantes, a estudiantes que participan de una pequeña empresa y que deben aprender a trabajar en equipo y a coordinarse. Las empresas valoran positivamente estos proyectos académicos porque adquirimos una formación complementaria a los años de estudios en la Universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *