Fernando Yllescas: “Para nosotros prestigiar la Ingeniería es un fin y, además, una necesidad, pues creemos que nuestra participación es fundamental en el desarrollo de Andalucía”

La revista Ingeniería Industrial entrevista a Fernando Yllescas Ortiz, presidente de ASIAN (Asociación Superior de Ingenieros de Andalucía).

1Nacido en Córdoba en 1950, estudia bachillerato en el Colegio de la Salle. Cursa sus estudios universitarios en Sevilla y Madrid, donde obtiene el título de ingeniero naval. Desde 1977 desarrolla su actividad profesional en el astillero de reparaciones de Cádiz y, desde abril de 2005, prejubilado, es decano de la Delegación Territorial de Andalucía del Colegio de Ingenieros Navales y Oceánicos, de la que hoy es vocal.

Además, es vicepresidente de la Comisión de Investigación de Accidentes Marítimos de España y desde 2007 coordina el Club NRC de astilleros de reparaciones europeos. A nivel aficionado se dedica a la construcción de embarcaciones de madera y a la administración de una explotación agrícola familiar.

ASIAN pretende mejorar la calidad de vida, seguridad y medio ambiente. ¿Qué papel desempeñan aquí las distintas ramas de la Ingeniería?

Tengo una confianza total en los conocimientos que han adquirido las ramas de las ingenierías que conforman ASIAN. No me cabe duda de que somos los que mejor conocemos el proceso constructivo y productivo, tanto de plantaciones agrícolas, explotaciones mineras y montes, telecomunicaciones e industrias. Este conocimiento nos permite conocer y gestionar los efectos en la calidad de vida, seguridad y medio ambiente.

¿Cuál es la labor de ASIAN como entidad aglutinadora de las instituciones de Ingeniería de Andalucía?

La labor de ASIAN la definen nuestros estatutos. Sin embargo, me referiré a las acciones fundamentales contenidas en nuestro Plan Estratégico:

– La cohesión y unión de los planteamientos entre las ramas de Ingeniería que formamos ASIAN.                   – Prestigiar a la Ingeniería de Andalucía y en Andalucía.
– Servir de referencia a las distintas administraciones, organizaciones e instituciones para poder ser un instrumento al servicio del desarrollo integral de Andalucía.

¿Qué papel tienen las organizaciones profesionales relacionadas con este sector y qué lazos fijan con ASIAN?

Considero que por organizaciones profesionales se entienden a las que representan a grupos profesionales que realizan actividades amparadas por un título que les permite su ejercicio. En este contexto, ASIAN agrupa a las nueve ramas de la Ingeniería, que denominamos tradicionales, y que se corresponden con la Ingeniería superior, para cuidar de sus formaciones, representarles, coordinar acciones y asegurar su formación en el ejercicio profesional. Estas ramas están representadas en ASIAN por medio de los colegios profesionales o asociaciones, a modo de socios, y corresponden a las ingenierías superiores de aeronáuticos, agrónomos, caminos, canales y puertos, ICAI, industriales, minas, montes, navales y telecomunicaciones, manteniendo cada uno íntegramente su personalidad jurídica. Nuestros estatutos disponen de los mecanismos necesarios para la incorporación futura de nuevos asociados.

Al tratarse de una entidad de reciente creación, ¿cómo ha sido el proceso de constitución?, ¿qué apoyos han encontrado?

Las ramas de la Ingeniería que conforman ASIAN han tenido y tienen mucho en común, desde los estudios universitarios de sus ingenieros hasta el ejercicio de la profesión. Ha sido básico lo mucho que tenemos en común. La intención de unirnos para formar, digamos un grupo, aunque llevaba en mente mucho tiempo, ha emergido en estos últimos dos años, cuando los decanos y presidentes de asociaciones coincidimos con total entendimiento para decidir su creación. Tras muchas reuniones decidimos la forma de institución, teniendo como referencia el IIE (Instituto de la Ingeniería de España), que une a las asociaciones de ingeniería superiores y la UPCI (Unión Profesional de Colegios de Ingenieros), que agrupa a los colegios oficiales de ingenieros. Finalmente creamos una asociación que une a colegios y asociaciones radicadas o delegadas en Andalucía. La redacción final de los estatutos nos permitió inscribir a ASIAN el 5 de junio de 2014 en el Registro de Asociaciones de Andalucía.

Desde los distintos colegios y asociaciones se promueven iniciativas relacionadas con la defensa del ingeniero, ¿de qué forma se adhiere aquí ASIAN?

Los socios de ASIAN, colegios y asociaciones de las nueve ramas de Ingeniería superior, además de las acciones que nuestras instituciones realizan por separado, tenemos claramente establecida la defensa de la Ingeniería
en Andalucía. Hay que tener en cuenta que el conjunto de ASIAN, a través de sus socios, representa a más de 12.000 ingenieros superiores y, por tanto, tenemos muy clara la obligación en la defensa de estos profesionales. De hecho, la casi totalidad de nuestros colegios y asociaciones están integradas en AIPE (Asociación Ingenieros Profesionales de España), cuya certificación por competencias ‘IPr’ permite la homologación en los estándares internacionales y la defensa de la profesión de forma efectiva. Además, todos estamos bajo las instituciones IIE y UPCI.

Los fines principales hablan de reconocimiento público de los colegios y asociaciones, ¿qué agenda de trabajo tienen prevista para esta línea?

No cabe duda que este reconocimiento significa reconocer la Ingeniería. Para nosotros, ‘prestigiar’ la Ingeniería es un fin y, además, una necesidad pues creemos que nuestra participación es fundamental en el desarrollo de Andalucía. Dentro del Plan de Acción tenemos previsto, una vez realizada nuestra presentación oficial a primeros de año, presentar periódicamente una realización de relevancia de Ingeniería en ejecución, o finalizada, en Andalucía.

Desde su punto de vista, ¿cuál es el futuro a medio y largo plazo de las entidades andaluzas de la Ingeniería?

Sin duda, debemos ser optimistas. Los ingenieros somos creativos y estamos educados profesionalmente para buscar y encontrar soluciones. Además, hemos sido formados a un nivel muy alto, que confío que se mantenga e incluso supere, ya que es esencial para asegurar el futuro. No obstante, tenemos que tener muy claro las necesidades de nuestra sociedad para fabricar y producir de forma efectiva. Sin mercado es difícil ser útil y mejorar. A nivel andaluz debemos analizar nuestras capacidades y necesidades para dirigir esfuerzos en la dirección correcta. Andalucía dispone de capacidad suficiente de Ingeniería para permitirnos estar a un nivel superior al que nos encontramos en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *